Previo a la misma

 Antes de solicitar mis servicios o bien en el tiempo que medie entre tu petición de cita y la fecha en que tendrá lugar la sesión sería interesante que procuraras cuando menos destinar algo de tiempo , segun tu disponibilidad , a lo siguiente.

Si tienes idea por el momento de hacerte tan solo una sesión para lograr una cierta mejoría general y/o en algún aspecto en particular basta simplemente que procures estar a solas y te acerques amorosamente a esa parte o aspecto de ti cuya sanación piensas abordar en breve y establezcas gradualmente un mayor contacto, intimidad y comunicación con ella a través de permitirte sentir y aceptar amorosamente y con humildad el posible malestar o dolor involucrado, aunque no puedas tal vez por el momento precisar aún ni su naturaleza ni sus causas y que trates también tratar de concretar un poco el aspecto de ti que quieres mejorar en esta ocasión.

Si por el contrario tus necesidades son mayores y / o tu objetivo más ambicioso y piensas que podrías precisar varias sesiones, merecería la pena que además de esto te preguntaras qué importancia tiene para ti sanar ese aspecto, si aspiras tan solo a una mejoría o bien pretendes sanarlo totalmente, en qué medida estarías dispuesto a comprometerte a hacer alguna contribución personal para lograrlo. También sería de gran utilidad que trataras de ver el problema que afrontas como una oportunidad de revisar si tu modo de funcionamiento en ese aspecto tuyo que tal vez habias desatendido es la más apropiada para ti y mejorarla, y reconvirtieras además el sentimiento de verte obligado a pedir ayuda en una elección voluntaria y deliberada y tu labor de colaboración en una forma de testimoniar tu amor hacia ti mismo.

Esta actividad preparatoria que te acabo de sugerir tiene gran importancia debido a que establece un buen fundamento para la labor sanativa que vas a acometer y genera una coyuntura muy favorable para ella por varias razones .La aceptación conlleva reconocer que el problema te concierne a ti y va además reduciendo los mecanismos de defensa que pudieras estar empleando para protegerte lo que entre otras cosas genera una mayor receptividad a la ayuda externa.Por otra parte haberte hecho cargo del mismo y generado intención y motivación consciente de calidad y cierto grado de expectativas favorables comienza a movilizar tu potencial autosanativo interno incluso antes de recibir la propia sanación.Finalmente el otorgar valor y sentido a lo que vives te predispone favorablemente a participar y a hacer de buen grado la aportación que te pueda corresponder hacer.

El día de la sesión sería deseable que unos minutos antes de su hora de comienzo dejes a un lado tus actividades cotidianas y también temporalmente tus responsabilidades hacia otras personas para centrarte exclusivamente en las que tienes contigo mismo. Obsérvate y toma consciencia de cómo te sientes en esos momentos y acepta lo que encuentres, sin pretender que sea de ninguna otra manera porque ello añadiría tensión innecesaria, puesto que partir de un estado de una mayor presencia en tu realidad interior facilita que puedas entrar antes en situación y crea unas condiciones favorables de mayor receptividad a la sanación, tanto a nivel energético como en lo referente a tu capacidad de comprender a nivel profundo la información que pueda darte. En el caso de que hayas desarrollado la capacidad de relajarte a voluntad sírvete de ella para soltar tus tensiones y aquietar un poco tu mente empleando el particular procedimiento o método que suelas usar para ello. Si llegas con el tiempo justo a tu cita conmigo y no has podido disponer de unos minutos para esto adviérteme por favor de esta circunstancia.

A la hora de elegir un lugar apropiado para tu sesión de sanación ten en cuenta dos cosas:Primeramente debe ser un sitio privado en el que puedas tener una intimidad contigo mismo, es decir, que te permita una plena libertad de sentir y expresar en voz alta lo que te surja durante el encuentro terapéutico. Asegúrate también de tomar las medidas necesarias o dar las instrucciones precisas a quien corresponda para no ser molestado por nadie bajo ningún concepto mientras dure la sesión puesto que cualquier posible interrupción tendría un efecto desfavorable dado que te sacaría del nivel modificado de conciencia en el que se desarrolla tu sanación y te devolvería al nivel de conciencia ordinaria. En segundo lugar, y para evitar posibles distracciones, elige un lugar tranquilo con bajo nivel de ruido externo y mantén además durante la sesión tu móvil silenciado por completo, de modo que no emita ningún sonido ni vibre si recibes una llamada, un mensaje o una notificación de tu whatsapp. Puedes también emplear, si lo consideras conveniente, cualquier pequeño recurso a tu alcance que te ayude a crear un ambiente más acogedor que invite al recogimiento, como reducir el nivel de luz , encender una varilla de incienso, etc.

Por lo demás, siéntate en una postura que te resulte cómoda pero que permita a la vez que la espalda quede relativamente recta y asegúrate que la temperatura ambiente sea adecuada, una temperatura demasiado baja o alta puede crear una considerable incomodidad en un periodo tan largo de tiempo.