Fundamento espiritual

Imagino que puedes dar por válido sin necesidad de explicación alguna que en mi faceta de orientación a través de brindarte información pueda influir en ti en un sentido beneficioso pero seguramente no te resultará tan fácil de entrada , si es la primera vez que oyes algo así comprender cómo es posible que sin contacto contigo y sin tampoco estar al menos en la vecindad de tu sistema energético yo pueda ser capaz de producir directamente , sin necesidad de mediación tuya alguna, en él importantes cambios beneficiosos , de carácter sanativo . Pero lo cierto es que la sanación en realidad puede ser rea-lizada sin mayor problema tanto de modo presencial como a distancia , sin proximidad alguna entre nosotros , y cuando afirmo esto no estoy sobrevalorando arbitrariamente sus posibilidades , ni estoy expresando una mera creencia mia , sino que te hablo de una experiencia real que verifico continuamente en mi labor profesional de modo tan tangible y evidente que no admite duda alguna

Con objeto de desvelarte este enigma pondré a tu consideración ciertos elementos de juicio que , si no has logrado aún a través del desarrollo espiritual el nivel de sensibilidad suficiente para poder percibir por ti mismo lo que voy a exponerte , puedan ayudarte a comprender al menos a nivel intelectual por qué es perfectamente posible realizar la sanación remota . Para poder servirte de ellos necesitarás una cierta apertura y flexibilidad mental que puedes generar recordándote a ti mis-mo que estás aún en fase de desarrollo espiritual y que por tanto lo que conoces o crees saber sobre la naturaleza y el fun-cionamiento de la realidad es a todas luces limitado y tus conclusiones al respecto de validez tan solo relativa . Ello permi-tirá que puedas volver a revisarlos, cuestionar y modificarlas si fuera preciso a la luz del acceso a estos nuevos indicios fun-damentados o a través de la constatación directa y vivencial de la factibilidad de este fenómeno , si finalmente decides tener una sesión.

Tras señalar en primer lugar que el valor terapéutico real de esta singular modalidad sanativa no depende del grado de coincidencia de lo que voy a decir a continuación con los principios científicos actualmente vigentes sobre lo que es posible o no , voy a exponerte de forma sencilla los pilares que posibilitan su realización en términos puramente metafísicos como correspon-de a una disciplina basada en un enfoque espiritual .

Pasando ya directamente a explicarte algunos conceptos que te permitan alcanzar a entender como la barrera física de “se-paración “ puede ser salvada te diré en primer lugar que , el concepto de Realidad , en alusión a todo lo que existe , no se reduce exclusivamente a la realidad tridimensional de aspecto físico y material que conoces , la única que te permiten per-cibir tus sentidos ordinarios, sino que de hecho es infinitamente más amplio y multidimensional y más allá del velo de la ilusión hay también de modo autoexistente una realidad espiritual intangible por los sentidos físicos constituida por un conjunto de distintas dimen-siones constituidas por energía y conciencia , que no es menos real por el hecho de que tal vez tu actual nivel de conciencia no te permita aún percibirla directamente y no tengas por tanto constancia directa de su exis-tencia .

En segundo lugar , la naturaleza y propiedades de la “realidad ” y la forma en que es percibida depende del nivel de con-ciencia desde el que se contempla . Pero durante mi intervención me desidentifico del nivel de conciencia ordinario propio de la tercera y cuarta dimensión accedo a dimensiones más elevadas , con lo que dejo trasciendo temporalmente también las diversas “ limitaciones, restricciones e ilusiones ” inherentes al mismo y no características intrínsecas de la realidad , y me establezco en un nivel de conciencia del alma , de mayor nivel vibratorio y cualitativamente distinto en su forma de per-cibir la realidad como también en lo relativo a los principios por los que se rige su modo de funcionamiento . Esta expan-sión de mi conciencia conlleva un mayor rango de prestaciones y es este despliegue de mi potencial espiritual es el que posibilita que la sanación pueda ser efectuada a distancia sin mayor dificultad exactamente igual que si el encuentro fuera presencial y tu y yo estuviéramos en la misma estancia .tengo acceso a posibilidad de disponer de capacidades cognosci-tivas y creativas mucho mayores.

En este nivel de conciencia se pone claramente de manifiesto que:

1. A pesar de las apariencias la realidad es unitaria, indivisible y continua tanto en términos de energía como de con-ciencia, hay una sutil y permanente interconexión subyacente a través de la energía universal, que está por todas par-tes, entre todos los seres constituidos por energía que constituyen y forman parte de Todo lo que Es. Esta interconec-tividad de base, que conlleva ya una cierta interrelación e interdependencia de modo que lo que acontece a cada parte afecta también en algún grado a todas las demás, se ve activada y se hace mucho más manifiesta durante la sanación cuanto establezco conexión contigo lo que significa que a pesar de la aparente percepción de separación no hay real-mente ninguna separación osolución de continuidad entre tu y yo, y precisamente del hecho de que experimente esta conexión surge la empatía y compasión y ello posibilita también que pueda influir en ti directa e instantáneamente de modo beneficioso sin que haya nada que pueda inhibir el flujo energía sanativa .

2. En segundo lugar, la conciencia, que cuando te identificas con tu personalidad y tu cuerpo físico opera a nivel indi-vidual , de modo aparentemente circunscrito a ellos es en realidad ilimitada, omniabarcante y multimensional, de mo-do que la esfera de influencia o ámbito de actuación de mi capacidad perceptiva/ cognoscitiva y sanativa sobre ti, no está necesariamente limitada o condicionada a la vecindad de mi cuerpo y por tanto a tener proximidad física contigo . De hecho , cuando a través de aquie-tar y silenciar mi psique trasciendo los estrechos confines de mi personalidad o identidad menor , mi conciencia se expande hasta abrazarte e incluso abarcar dimensiones superiores de conciencia  y por ello puedo , tras establecer conexión contigo , realizar las distintas labores sanativas requeridas sin que la mayor o menor distancia que parece mediar en términos físicos  entre tu y yo represente inconveniente alguno .

Aunque me he apoyado hasta ahora en una argumentación teórica para explicar este fenómeno de teleinteracción , la exis-tencia real de esta acción sanativa a distancia ha sido también contrastada en la práctica mediante diversos estudios ex-perimentales llevados a cabo empleando el método científico, aunque dado que no se ha abordado el estudio en profun-didad de su mecanismo de acción este sigue aún sin desvelar , lo que no resta ni un ápice de validez a esta modalidad sa-nativa . Me permito señalarte que sin ir más lejos algo tan fundamental como la propia existencia  del campo bioenergético humano estuvo en en-tredicho mucho tiempo hasta que hace unas décadas se desarrollaron distintos sistemas e instru-mentos que posibilitaban el medir y visualizar distintos aspectos del mismo .