Estado modificado de conciencia

Una de las características más distintivas y representativas de la sanación espiritual , que la diferencia de otras disciplinas terapéuticas , es el hecho de realizar la labor desde el particular nivel de conciencia despierta del alma que está más allá de la polaridad y la dualidad y puede ser considerada el máximo exponente de desarrollo espiritual , en lugar de tratar de efectuarla desde el nivel ordinario de naturaleza mental  con la finalidad de trascender así las muchas e importantes limitaciones inherentes a este último . De hecho , aparte de su utilidad en la creación de la ilusión de realidad tridimensional y de separacion de la Fuente y de los demás con fines de aprendizaje , lo cierto es que las posibilidades y prestaciones , desde un punto de vista espiritual y sanador , de este nivel de conciencia inferior son relativamente muy reducidas en comparación con el anterior . No solo a las limitaciones  perceptivas de las que adolecen los sentidos, sino tambien a que se fundamenta en un marco  reduccionista que solo considera real lo tangible o medible , lo que excluye todo lo espiritual y pone en entredicho la existencia del alma y de las capacidades intuitivas y la posibilidad de obtener recursos sanativos procedentes de otras fuentes dimensionales   y crearía una barrera mental durante el acto sanador que limitaría seriamente su recepción.

Entrando ya en materia después de esta pequeña introducción me gustaria decirte que aunque como resultado de mi desarrollo espiritual he logrado establecer un contacto bastante estrecho y permanente con mi Yo Superior/ alma incluso en mi estado normal, algo necesario teniendo en cuenta que en mi actividad sanativa me valgo únicamente del despliegue de distintas facultades de mi alma como herramienta sanativa o agente terapéutico, tengo también que reconocer humildemente que debo lograr una mayor elevación de mi nivel de conciencia, un contacto aún más íntimo con ella, para recabar los recursos espirituales con valor sanativo precisos para realizar la sanación en óptimas condiciones.

Por tal motivo movido por un sentimiento de compasión lo primero que hago, sirviéndome de la cualidad inherente a la conciencia de adoptar distintos modos de funcionamiento, es abandonar temporalmente mi nivel de conciencia ordinario

para entrar de forma autoinducida en un particular nivel de conciencia similar al de meditación profunda que me permite conectarme con mi Yo Superior, es decir, conmigo mismo en un nivel muy superior de conciencia. Para lograrlo me desidentifico de mi identidad personal y de la realidad externa de naturaleza mental y me interiorizo hasta establecerme en mi alma, mi identidad profunda.Tras acceder a este nivel expandido de conciencia, me mantengo en él durante el tiempo que dura mi labor, plenamente presente, receptivo y disponible para hacer lo que sea menester , y aunque empleo una vez en él distintos medios para realizar la labor sanativa específica  que puedas precisar , quiero señalar que me limito en lo fundamental sencillamente a Ser, a irradiar esta presencia.

Casi simultáneamente te ayudo a reforzar tu nexo de unión con tu alma y la invito a que se sume a la mia y participe en tu sanación. El hecho singular de realizar la sanación en y desde el susodicho nivel transpersonal, un nivel profundo que presupone involucrar tanto a tu alma como la mia, es una de las características distintivas de la sanación, que la diferencia de otras disciplinas terapéuticas y un prerrequisito esencial para que tenga lugar la sanación, por lo que es la base de la doble vertiente de mi trabajo terapéutico. La sanación considera mucho más interesante desde un punto de vista sanativo realizar la labor desde este nivel de conciencia mucho más avanzado desde un punto de vista espiritual, dotado de un extraordinario potencial espiritual y sanativo, que hacerlo de modo más convencional desde el nivel ordinario.

En lo tocante a mi, a través del acceso a ese nivel de conciencia me posiciono en lo verdaderamente real en mi , dejando a un lado cualquier aspecto de subjetividad relacionado con mi personañlidad , lo que presupone trascender el marco conceptual propio del nivel de vigilia y generar un estado de apertura y disponibilidad a mi vertiente intuitiva, lo que me permite lograr un funcionamiento muy superior en términos de rendimiento de mi sistema energético / cognitivo y por ende una mayor capacidad sanativa total que la que tendría en condiciones normales subsanando así cualquier posible limitación individual inherente a mi nivel de conciencia ordinario. Esto me permite disponer de recursos extraordinarios necesarios para realizar mi labor que sobrepasan mis capacidades, entre los que se encuentran la capacidad de leer tu energía y la capacidad de acceder a una fuente espiritual y canalizar su energía e información .

Este estado es de naturaleza compasiva , una energía universal de cualidades inclusiva , unificadora e integradora que da cohesion y sostiene » Todo lo que Es » y es el agete sanativo por excelencia que permite aceptar todo tipo de energías y transmutar su naturaleza y nivel vibratorio . Asimismo ese estado de total fusión de nuestras almas e interpenetración de los sistemas energéticos , en el que tu y yo somos efectivamente uno, al que he accedido facilita mucho la efectividad de mi labor sanativa porque de esta forma puedo ejercer una influencia beneficiosa en ti directamente desde dentro sin las naturales limitaciones de un abordaje terapéutico externo convencional.

En lo referente a ti , el hecho de ser conducido a este nivel de conciencia, que presupone una mayor conexión con tu alma, crea unas condiciones muy favorables para la labor sanativa que realiza por tu alma como la que yo realizo para ti. El quedar temporalmente al margen del habitual predominio de tu personalidad y de la perspectiva limitada, distorsionadora e ilusoria del ego desde donde has creado la problemática que tienes, se traduce fundamentalmente en dos cosas:

Una profunda intimidad contigo mismo consistente en experimentar directa y plenamente tu naturaleza divina y sentirte formando parte de Todo lo que Es y amado incondicionalmente que hace desaparecer tu sentimiento de separatividad lo cual tiene ya por sí mismo un importante efecto sanador, pues esta ilusión es entre otras cosas la fuente principal de miedo . Pero además permite a tu alma , donde radica todo tu potencial de autosanación, comandar directamente y sin interferencias la totalidad de tu ser, lo cual supone una plena movilización de su potencial transformador en pro de tu sanación, lo que permite reparar los desequilibrios que pudieras haberte causado a ti mismo y regenerar tus distintos cuerpos energéticos y el cuerpo físico . Finalmente, el que tu ego quede en stand by cuando te llevo a este estado de conciencia hace posible que pueda ofrecerte patrones más avanzados de que trasciendanprecisamente su actual modo de funcionamiento limitante , puesto que en realidad el mero hecho de que solicites mi ayuda y me autorices a realizar la sanación no me permitiría necesariamente hacer esto .

No hay motivo para que sientas temor o aprensión alguno sobre este estado de conciencia en el que permaneces durante la sanación , puesto que es similar al estado de relajacion profunda que precede al sueño . En él puedes estar plenamente consciente pero no es infrecuente que puedas quedarte traspuesto cuando la sesion se hace en camilla , pero incluso en este último caso tebla seguridad de que las elecciones de tu alma y tu soberania personal son respestadas por mi y por todas las entidades espirituales , a saber los guías y Yo Superior de ambos.