Quién puede solicitarla

Tal vez te preguntes si hay algún particular requisito previo que debas cumplir para poder recibir una sesión o un tratamiento de este tipo si lo precisaras , pero lo cierto es que basta simplemente con el hecho de que estés considerando la posibilidad de pedir ayuda especializada , pues ello conlleva varias connotaciones importantes . Significa en primer lugar que eres consciente de la necesidad de mejorar algún aspecto de ti mismo , presupone asimismo que estás relativamente dispuesto a dejarte ayudar y presumiblemente que albergas además cierta confianza en que tu estado o situación pueda ser susceptible de ser sanado en mayor o menor grado si recibes la asistencia adecuada y pones algo de tu parte . Esto es ya es en principio suficiente para solicitar atención si te decides a hacerlo , y cualquier otro aspecto adicional , bien sea actitud , capacidad o habilidad , que pudieras necesitar adoptar durante el trascurso del tratamiento para afrontar , transformar y superar algún aspecto específico de tu problemática puedes ir generándolo y desarrollándolo sobre la marcha con mi ayuda .

Pero puesto que reina bastante confusión en este tema , no me contentaré con este enunciado inicial sino que analizaré este asunto en mayor profundidad para disipar posibles equívocos que pudieran dar lugar a reticencias a la hora de plantearte recurrir a este tipo de terapia , aunque eso sí , abundando siempre en la idea de que es una disciplina totalmente accesible y que puede ser empleada por cualquiera , exactamente igual que el resto de medicinas o disciplinas curativas existentes  .

Dado que buena parte de los malentendidos al respecto , como el supuesto hecho de que la efectividad que podría ser lograda a través de esta disciplina estaría condicionada por ciertos factores ciertamente inusuales en el ámbito de las terapias y que se derivan fundamentalmente del hecho de interpretar erróneamente el término “espiritual” como religioso o relativo a la religión , por lo que comenzaré por aclarar que este vocablo no tiene aquí ese significado y en realidad alude inequívocamente tanto a la dimensión inmaterial inherente al ser humano conformada por el alma y los distintos cuerpos sutiles que constituyen en su conjunto el sistema energético / cognitivo y son su vehículo de manifestación en esta dimensión , donde tiene lugar la intervención sanativa , como también a la naturaleza de los procedimientos sanativos empleados en ella .

Una primera consecuencia directa de lo que acabo de mencionar es que no se requiere tener fé en ninguna Deidad , considerada todopoderosa , ni profesar fervientemente ninguna creencia religiosa  o espiritual en particular y ser además   practicante regular de sus preceptos y ritos para poder beneficiarse plenamente de la acción preventiva y curativa de este particular tipo de terapia , aunque un poco más de fé en sí  mismo nunca está de más . Así que a pesar de que en ciertas versiones de esta disciplina practicadas en determinados contextos religiosos se haga hincapié en la idea de la importancia de estos factores para que sea verdaderamente efectiva , debo respetuosamente disentir y señalar que considero que en realidad no son “conditio sine qua non” puesto que aunque esta disciplina respeta todas las creencias no se identifica en lo esencial con ninguna en particular .De hecho considera que hay una gran diversidad de formas de efectuar el desarrollo espiritual , susceptibles de aportar vivencias con potencial valor de aprendizaje y maduración . El planteamiento de la S. Espiritual es por principio decididamente inclusivo y no discriminatorio , lo que significa que está concebida para ayudar a todo el mundo y no solo para favorecer especialmente a unos escogidos , que pudieran estar tal vez más conscientes y comprometidos en autopromover el desarrollo de su conciencia . Todas las almas merecen recibir ayuda por igual , puesto que participan del mismo origen y naturaleza divina y tienen en consecuencia  el mismo valor intrínseco en términos espirituales.

Quiero además añadir , para el supuesto caso de que tuvieras algún tipo de creencia o inquietud espiritual , que tampoco necesitas haber hecho ningún mérito especial , del tipo de tener actitudes o realizar acciones correctas o virtuosas beneficiosas para ti o para otros que pudieran conllevar acumular dharma , para recibir este tipo de asistencia terapéutica , al igual que  tampoco quedas en modo alguno excluido de ella por tu posibles deméritos de la naturaleza que sea . Digo esto porque entiendo que al considerar la posibilidad de emplear una terapia que parece ser que involucra a distintas entidades del mundo espiritual y hasta a tu mismísima alma , tal vez puedas sentirte algo abrumado porque de repente caes en la cuenta de que le tienes un tanto abandonado en los últimos tiempos y has descuidado un tanto el vivir de acuerdo a tus principios , o bien por la enorme responsabilidad o compromiso que pudiera suponer cocrear con El tu sanación , o incluso en algún caso porque te sientes indigno , avergonzado y culpable por algún error que pudieras haber cometido en algún momento de tu vida .

Para subsanar estos inconvenientes y lograr entender que tienes en cualquier caso pleno derecho a solicitar y recibir este tipo de ayuda te invito a ver a tu parte divina , como a alguien mucho más amplio de quien formas parte indisoluble y que te ama y acepta incondicionalmente tal y como eres en cualquier nivel de conciencia que tengas , y por tanto independientemente de las limitaciones o imperfecciones de las que aún puedas adolecer aún , alguna de las cuales estás afrontando y tratando de superar en este mismo momento . Alguien que está encantado con el mero hecho de que tengas un flamante anhelo de mejorar en algún aspecto , puesto que ello conlleva realizar cierto aprendizaje y transformación interior .

Diré por último , que no es preciso que seas un ferviente simpatizante de esta clase de terapia ni que tengas una predisposición especialmente favorable o grandes expectativas respecto a ella para que surta el efecto deseado ya que su mecanismo de acción  primario es real y objetivable y no actúa a través de la sugestión . Basta con probar con una actitud receptiva , de apertura a recibir cualquier posible beneficio que pudiera aportarte . Si tu mentalidad es racional , es natural antes de nada trates de comprender básicamente su fundamento para formarte una idea somera sobre su posible consistencia y validez , pero no deberías condicionar la posibilidad de servirte de ella al hecho de que logres comprender totalmente su mecanismo de acción . De hecho, seguro que has empleado anteriormente la medicina convencional más de una vez y coincidirás conmigo en que sigues siendo un lego en la materia , y desconoces la composición química de los medicamentos que tomas ocasionalmente y la forma en que ejercen su acción , no siendo ello óbice para que al tomarlos te beneficies de sus efectos . Por otra parte pienso que debería dar lo mismo el tipo de medios y metodología empleada , a fin de cuentas lo verdaderamente importante es que resulten efectivos e inocuos.